Pechugas rellenas de tomate, albahaca y menta

Después de tanto tiempo de sequía blogueril, aquí vuelvo, con las pilas cargadas y con un montón de ideas que os iré poniendo poco a poco. Para retomar la actividad, dejo una receta sana, rica y sabrosa para estos días de primavera en el que nos apetece algo bueno, pero estamos en plena operación bikini o braga naútica, cada cual lo suyo…Yo este año, como no meta el turbo, voy a llegar tarde de nuevo, ya lo estoy viendo, pero pienso empezar ya la operación bikini 2014, esa no se me escapa, jajajaja.

pechuga rellena

Pechugas rellenas de tomate, albahaca y menta.

Dificultad: Muy fácil.

Tiempo: 5 minutos de preparación y 30 de horno.

Ingredientes (para 2 personas):

Dos medias pechugas 😉ingredientes

Un tomate mediano.

Cuatro hojas de albahaca fresca.

Dos hojas de menta fresca.

Sal.

Cominos en polvo.

Aceite de oliva virgen.

Elaboración:

Se abren las pechugas a la mitad como si fueran un librillo. Con cuidado de no romperlas o cortar demasiado.

Se corta el tomate en rodajas.

En un mortero, ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen, las hojas de albahaca, las de menta y una pizca de cominos en polvo. Se maja bien. Se reserva el resultado.

Si no teneis mortero, cortad las hojas de las hierbas aromáticas a mano o con una tijera y mezcladlas muy bien con el aceite y los cominos. Si no teneis hierbas frescas, podeis hacerlos con hierbas secas, pero tendrá menos sabor.

Salamos las pechugas y colocamos dentro las rodajas de tomate. La mezcla que tenemos en el mortero se la untamos por dentro y fuera a las pechugas. (tú me das cremitaaa, yo te doy cremitaaa, lalalala)

pechugas preparadas

Cerramos las pechugas y las colocamos en una bandeja para horno.

Las horneamos a 200C durante 30 minutos. Si quereis, a mitad de horneado podeis echarles por encima un poco de caldo de verduras o de pollo para que quede más jugoso…

LIstas

Y listas para comer 🙂

foto inicio

Anuncios

Barquitas de calabacín

El otro día hicimos pollo al curry. Pues bien, nos sobró un poquito y como en Alemania no se tira nada, más que nada porque no sé en cuál de los 25 cubos de reciclaje habría que ponerlo, pues decidí reaprovecharlo. Así que fui al supermercado turco que tengo al lado, que es donde he encontrado hasta ahora, las mejores verduras y a mejor precios, a ver qué tenían. Vi unos calabacines con buena pinta y bastante bien de precio, así que decidí hacer barcas de calabacín rellenas de verduritas y pollo al curry. El resultado, buenísimo. Yo lo hice con este pollo, pero podeis usar cualquier carne o simplemente verduritas. Aquí os dejo mi versión.

Barquitas de calabacín:

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 20 minutos más 5 de horno.

Ingredientes, (para dos personas).

Un calabacín grande.Ingredientes

Media cebolla.

Un puerro.

Un tomate (opcional)

La carne sobrante (en mi caso, pollo al curry)

Aceite de oliva.

Sal.

Elaboración:

Cortamos el puerro y la cebolla y lo ponemos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva virgen a pochar.

Mientras esto se va haciendo, cogemos lel calabacín y los cortamo longitudinal y transversalmente. Es decir, cortamos el calabacín a la mitad y luego abrimos cada una de las mitades de dos; de tal manera que nos queden cuatro barquitas.

calabacion cortado

Con un descorazonador, o una cuchara o un cuchillo, vaciamos los trozos de calabacín. Dejaremos que la piel tenga un grosor de medio centímetro, aproximadamente, para que tenga consistencia cuando le pongamos el relleno.

La carne del calabacin que tenemos después de vaciarlos, la cortamos y la añadimos al sofrito de puerro y cebolla.

Mientras las verduras se van haciendo juntas en la sartén, cocemos un poco las barcas de calabacín. Luego las meteremos al horno, pero como será muy poco tiempo, yo las ccocino un poco antes para que no quede tan duro y se pueda comer. Para eso ponemos las cuatro partes de calabación en una olla con agua hirviendo y un poco de sal durante no más de 5 minutos.

cocción

Una vez transcurrido el tiempo, los retiramos del agua, escurrimos bien y los ponemos en una fuente de horno.

En este punto el calabacín ya estará hecho junto con el puerro y la cebolla y añadimos entonces el tomate tamnbién cortado en trozos. Si no teneis tomate, podeis usar una cucharada de tomate frito. Cuando el tomate se deshaga, añadimos la carne, en mi caso pollo al curry sobrante. Antes de añadirlo, lo picamos pequeñito.

verdura con pollo

Como os dije, podeis usar cualquier carne, como carne picada, la añadireis en crudo y si lo preferís también podeis añadir queso, que sea cremoso, tipo brie o también un queso de untar tipo philadephia, para que se mezcle bien con las verduras. Os recomiendo que le echeis una cucharadita de curry picante, que le da muy buen gusto y un toque orignal a este plato de aprovechamiento 😉

Cuando tenemos ya este “pisto” listo, con una cuchara, vamos rellenando las barcas de calabacín.

Relleno

Si quereis le podeis poner un poco de queso por encima, parmesano, emmental, lo meteis al horno a gratinar 5 minutos y listo para comer.

Final

Pollo al curry

Aquí vuelvo, después de superar el estado de shock que me produce el hecho de intentar aprender alemán. Y digo exactamente esto: intento aprender, lo que no quiere decir necesariamente que aprenda nada. No es porque yo no quiera aprender, ojo; es que simplemente el alemán y yo no estamos hechos el uno para el otro. Va a ser un romance dificil.

Bueno, esto de todas maneras, no debería justificar esta ausencia tan larga. Ya sé que los macarrones “I will survive” os dejaron pa’llá, y os harían pensar que enloquecí y os han sabido a mucho, como a nosotros, pero seguro que quereis una nueva recetina de esas BBB, buenas, bonitas y baratas. Pues aquí está. De los productores de Pollo con pisto y cominos, del director de ¿qué pasa contigo pollo? , llega ahora Pollo al curry.

Pollo al Curry:

Dificultad: Facil, no como el alemán :p

Tiempo: 20 minutos.

Ingredientes (para cuatro personas)Ingredientes

Una pechuga de pollo deshuesada.

Una cebolla mediana.

Una cucharada de aceite.

Una cucharada de curry.

Sal

Pimienta.

Elaboración:

Picamos la cebolla en trozos pequeños, a no ser que nos guste encontrarla, entonces se puede picar más grande. Una vez picada, se sofríe en una olla con un poco de aceite de oliva, hasta que “pierda el orgullo”.  ¿Qué es perder el orgullo? Pues si lo meteis en el google translator y poneis “abuela-mortal” sabreis que perder el orgullo es el momento en el que la cebolla se queda más blanda y transparente, pero que no queda doratita aún.

Cebolla

Pues bien, dejamos que la cebolla pierda el orgullo y mientras cortamos el pollo en dados, como de tres centímetros de lado.  Yo ya sabeis, uso pechugas porque el resto del pollo no me gusta, pero podeis usar cualqueir parte de pollo cortado en ese tamaño.

POllo

Una vez que tenemos el pollo cortado, lo salpimentamos y lo sellamos en una sartén, para que de esta manera, nos quede más jugoso.

Llegados a este punto, la cebolla ya se habrá venido abajo por completo, sin orgullo alguno. Añadimos entonces el pollo, ya sellado, a la olla, damos unas vueltecillas para que se repartan pollo y cebolla y añadimos el curry. Puede ser picante o dulce, como más os guste. Una cucharada abundante, pero esto admite más si os gusta mucho el sabor del curry.

pollo mas curry

Una vez añadido el curry, poneis medio vaso de agua y dejais cocer unos 10 minutos a fuego medio, para que el pollo acabe de hacerse, Probais, rectificais de sal y listo para servir.

Plato

Está muy bueno solo, pero lo podeis acompañas de unas verduritas a la plancha o de cús-cús, también va muy bien con un arroz blanco y sobre todo si es aromático, como el basmati o el de jazmín.

final

Además, lo bueno de esta receta es que el pollo se queda muy jugoso y admite muy bien el recalentado y también lo podeis congelar y estará perfecto cuando lo saqueis. Así que se puede duplicar la receta facilmente, en tiempo no lleva ni dos minutos más y guardar lo que sobre para otra ocasión.

Pollo con pisto y cominos

Una recetita de pollo, fácil, barata y súper sabrosa. Además se puede comer solo, usar como interior de empanada, en fajitas, con cús-cús,versátil total.

Pollo con pistos y cominos:

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 25 minutos.

Ingredientes:

Para cuatro personas

Una pechuga de pollo deshuesada.

Pisto.

Cominos.

Acetite de oliva.

Sal y pimienta.

Preparación:

Yo lo hago con pechuga de pollo, pero evidentemente podeis hacerlo con laparte del porllo que más os guste, cuanto más pequeños sean los trozos, antes se cocinará, pero eso, a gustos. Lo ideal es conseguir trozos como si fueran para hacer al ajillo.

Pues bien, preparamos el pollo, lo cortamos, y lo salpimentamos al gusto. En una olla pequeña o una sartén profunda echamos un poco de aceite. Cuando el acetite esté caliente, echamos el pollo, para que se selle, se quede un poco doradito y esté más sabroso.

Una vez que el pollo está dorado, le añadimos el pisto, si tienes pisto hecho genial si no usa un bote de fritada de mercadona, o pisto del bierzo, o similar. Para una pechuga de pollo entera, yo suelo usar un par de botes de fritada, porque me gusta que quede jugoso y porqu eme encanta el pisto, pero se puede hacer solo con un bote si lo que quieres es que dé sabor.

Una vez hayas añadido el pisto, echar una cucharada sopera de cominos molidos. Esto, pues como siempre, si te gusta mucho el comino, echa más y si no te gusta puedes echar muy poco, solo para que de ese sabro tan especial o no añadir nada.

Dejas todo en la olla o la sartén, a fuego lento durante 20 minutos…¡y listo!

Yo esta vez lo acompañé de cús-cús…¡Verás qué bueno!