Pasta con pesto y finas hierbas

¡Hola!

Ha pasado muchinicioo tiempo desde mi último post. He cambiado por un tiempo la cocina por otras cosillas menores, como aprender aleman. Meine mutter, das ist sehr schwer!! que es lo que viene siendo: Ay mamina, qué dificil ye esto. Así que durante este tiempo ni he cocinado, ni he aprendido alemán: un éxito 😉

Lo que sí he hecho ha sido aprovechar el verano y las horas de luz a tope…y mira que he tenido horas de luz para aprovechar, porque…sí amig@,  en Berlín, en verano es de día a las 4:30 a.m. y no, no hay persianas en las casas. No, en la nuestra tampoco. ¿por qué no las hemos instalado? Porque, no sabemos cómo se dice persiana en alemán, y si lo supiéramos, no sabríamos decirle al machaca de turno: “Oye, Lars, mira a ver si me pones unas persianas en casa y déjamelas a buen precio, que estamos en crisis”… Así de triste es la cosa. Jajaja.

-“Sí, sí, desvía la atención, pero no nos creemos nada que hayas estado aprovechando el verano, lo que pasa es que no quieres poner más recetas ricas, baratas y fáciles. Te has cansado”, estareis pensando. Incrédulos, ahí os dejo un documento gráfico que resume lo bien que me lo he pasado este verano y lo que cunden los días sin persianas. Deberían abolirse las persianas entre la clase política de nuestra querdida Españistán…otro gallo cantaría y muuuy temprano.

resumen verano

– Bueno, no te enrolles más y pon la dichosa recetita, que esto es un blog de cocina, no un diarioblog.

Vaaaaaleeeeeeeee, ahí va.

Pasta con pesto y finas hierbas

Dificultad: Muy fácilisimo (sin exagerar, y me quedo corta)

Tiempo: 10 minutos (vas a tardar más en comerlo 😉 )

Ingredientes (para 2 personas):ingredientes

– 80-100 gr de pasta por persona. Yo he usado espaguetis.

-Dos cucharadas soperas de salsa pesto.

-Dos cucharadas de queso tipo Philadelphia de finas hierbas.

-Sal.

Elaboración:

Ponemos agua con sal a hervir. Cuando rompe a hervir echamos la pasta y calculamos unos 8 minutos, si nos gusta al dente. De todas maneras, es mejor leer lo que pone el fabricante. el tiempo suele ser entre 8 y 12 minutos y unos 5 minutos si es pasta fresca. Mientras, en el recipiente donde lo vayamos a servir, ponemos las dos cucharadas de pesto.

Una vez que la pasta esté cocida, la escurrimos bien y la ponemos en el recipiente, revolviendo para mezclarla con el pesto. Yo opté por ponerla en raciones individuales, así que en cada plato una cucharada de pesto.

Una vez que está bien repartido el pesto entre la pasta (cómo me gusta repetirlo: pasta al pesto, pesto en la pasta, pastapesto, pestopasta…) Ponemos el queso de finas hierbas encima. Yo lo puse con una cuchara para hacer bolas de helado, que queda más bonito. Lo bueno es que lo servimos así de bonito y luego, como la pasta está caliente, el queso se va derritiendo y le da cremosidad al la pasta (con pesto 😉 ).

Y listo.

-Andaaaa, ¿pero como va a estar ya lista la pasta al pesto? ¿qué es esto?

Que sí que sí, ya te dije que era fácil y presto. Mucho más que hacer un sobre  precocinado.  ¿No me crees? Pues mira esto.

foto fin