Pasta con pesto y finas hierbas

¡Hola!

Ha pasado muchinicioo tiempo desde mi último post. He cambiado por un tiempo la cocina por otras cosillas menores, como aprender aleman. Meine mutter, das ist sehr schwer!! que es lo que viene siendo: Ay mamina, qué dificil ye esto. Así que durante este tiempo ni he cocinado, ni he aprendido alemán: un éxito 😉

Lo que sí he hecho ha sido aprovechar el verano y las horas de luz a tope…y mira que he tenido horas de luz para aprovechar, porque…sí amig@,  en Berlín, en verano es de día a las 4:30 a.m. y no, no hay persianas en las casas. No, en la nuestra tampoco. ¿por qué no las hemos instalado? Porque, no sabemos cómo se dice persiana en alemán, y si lo supiéramos, no sabríamos decirle al machaca de turno: “Oye, Lars, mira a ver si me pones unas persianas en casa y déjamelas a buen precio, que estamos en crisis”… Así de triste es la cosa. Jajaja.

-“Sí, sí, desvía la atención, pero no nos creemos nada que hayas estado aprovechando el verano, lo que pasa es que no quieres poner más recetas ricas, baratas y fáciles. Te has cansado”, estareis pensando. Incrédulos, ahí os dejo un documento gráfico que resume lo bien que me lo he pasado este verano y lo que cunden los días sin persianas. Deberían abolirse las persianas entre la clase política de nuestra querdida Españistán…otro gallo cantaría y muuuy temprano.

resumen verano

– Bueno, no te enrolles más y pon la dichosa recetita, que esto es un blog de cocina, no un diarioblog.

Vaaaaaleeeeeeeee, ahí va.

Pasta con pesto y finas hierbas

Dificultad: Muy fácilisimo (sin exagerar, y me quedo corta)

Tiempo: 10 minutos (vas a tardar más en comerlo 😉 )

Ingredientes (para 2 personas):ingredientes

– 80-100 gr de pasta por persona. Yo he usado espaguetis.

-Dos cucharadas soperas de salsa pesto.

-Dos cucharadas de queso tipo Philadelphia de finas hierbas.

-Sal.

Elaboración:

Ponemos agua con sal a hervir. Cuando rompe a hervir echamos la pasta y calculamos unos 8 minutos, si nos gusta al dente. De todas maneras, es mejor leer lo que pone el fabricante. el tiempo suele ser entre 8 y 12 minutos y unos 5 minutos si es pasta fresca. Mientras, en el recipiente donde lo vayamos a servir, ponemos las dos cucharadas de pesto.

Una vez que la pasta esté cocida, la escurrimos bien y la ponemos en el recipiente, revolviendo para mezclarla con el pesto. Yo opté por ponerla en raciones individuales, así que en cada plato una cucharada de pesto.

Una vez que está bien repartido el pesto entre la pasta (cómo me gusta repetirlo: pasta al pesto, pesto en la pasta, pastapesto, pestopasta…) Ponemos el queso de finas hierbas encima. Yo lo puse con una cuchara para hacer bolas de helado, que queda más bonito. Lo bueno es que lo servimos así de bonito y luego, como la pasta está caliente, el queso se va derritiendo y le da cremosidad al la pasta (con pesto 😉 ).

Y listo.

-Andaaaa, ¿pero como va a estar ya lista la pasta al pesto? ¿qué es esto?

Que sí que sí, ya te dije que era fácil y presto. Mucho más que hacer un sobre  precocinado.  ¿No me crees? Pues mira esto.

foto fin

Macarrones “I will survive”

La historia de esta receta tiene mucha miga… o más bien ninguna miga, ni corteza, ni tomate, ni nada de nada. Esta es la primera consecuencia de mudarse a un país donde no entiendes ni una palabra y donde no entiendes ni conoces aún los horarios…¿y qué pasa? Pues que te ves a la hora de comer, con -4C, sin ninguna gana de salir, pero sin menos aún para poder hacer algo decente; así que miras lo que tienes y tu despensa está más sola que la una. Sólo tienes una cebolla, unos macarrones y una botella de coca cola a medio beber. La cosa, la verdad es pa llorar, pero decido que no, que me voy a reir y que voy a hacer el Mc Giver en la cocina, si él puede hacer una bomba con un clip y un chicle, a mi dadme una cebolla y moveré el mundo 😉

inicio macarrones

El resultado fue sorprendente, un plato de pasta sabroso, facilisimo, muy ligero…y barato barato.

Macarrones “I will survive”.

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 20 minutos.

Ingredientes (para dos personas):

1 cebolla.ingredientes

Macarrones, penne rigate integrales, en este caso.

Medio vaso de coca-cola.

Sal y pimienta.

Aceite de oliva.

Preparación:

Ponemos el agua a hervir, con sal.

Mientras el agua rompe a hervir, vamos picando la cebolla, menudita. La doramos en una sartén con un poquito de aceite (no más de una cucharada).

En este punto, el agua ya debe estar hirviendo, así que echamos la pasta y la cocemos el tiempo que nos indique el paquete y también teniendo en cuenta como nos gusta, en mi casa:  “al dente”, lo que no supone más de 10 minutos, en caso de pasta no fresca.

Cuando la cebolla está doradita, que no quemada, simplemente blanda y con un poco de color, añadimos una pizca de sal y revolvemos. Después, añadimos un chorro generoso de coca-cola , de marca, que tendremos poco en la despensa, pero compramos cosas de calidad, ¿eh? ;). Dejamos que reduzca un poco y justo para ese momento, la pasta estará lista, así que la recudimos bien.

Una vez recudida la pasta, la salteamos en la salsita que tenemos de cebolla y cola para darle más gusto.

salteado

Emplatamos y espolvoreamos con un poco de pimienta (si tienes y te gusta) y listo.

Como ves es sencillo, sencillo y queda buenísimo.

IMG_5562

Ravioloni con salsa de salmón ahumado y queso azul

Esta receta es muy sencilla, igual sorprende un poco la mezcla de salmón ahumado y el queso azul, pero son dos sabores que combinan muy bien…Probad y ya me contareis.

Lo que suelo hacer es añadir unas tiritas de salmón ahumado en la salsa que os explicaré a continuación, pero en esta ocasión, como había comprado pasta fresca rellena de salmón, pues no le he echado más a la salsa, para que no sea excesivamente fuerte. Esta es la receta, fácil y rápida, como nos gusta para un día sin mucho tiempo que dedicar a cocinar.

Ravioloni con salsa de salmón ahumado y queso azul.

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 10 minutillos.

Ingredientes:

Tortellini, o cualquier pasta fresca rellena, de espinacas, nueces, setas…lo que más te guste. Yo, esta vez, he usado unos rellenos de salmón ahumado (del Ldl, o del ladyDi como decía la abuela de un amigo).

Nata para cocinar (la puedes rebajar con un poco de leche).

Queso azul, un pedazo generoso (uno no muy fuerte y que funda bien, LaPeral es perfecto, o el de Fueya…el roquefort también puede valer. El gorgonzola, aunque de sabor va genial, no funde igual que los anteriores, con lo que la salsa quedaría con tropezones).

Salmón ahumado.

Preparación:

Muy fácil, muy rápido. En una olla, se pone a hervir el agua donde vamos a cocer la pasta. Le añadimos sal a gusto, mejor si es gruesa. Mientras, en un cazo, se pone a calentar la nata, antes de que empiece a hervir, se va añadiendo el queso azul, y vamos removiendo, para que la nata no se queme. Cuando queso y nata se han hecho uno en forma de crema, añadimos el salmón ahumado, cortado en pequeñas tiras, removemos un poco… A estas alturas, el agua ya estará hirviendo, así que podemos cocer la pasta al punto que más guste. removemos un poco más la salsita con el salmón.
Cuando la pasta esté cocida, escurrimos, le podemos añadir un chorro de aceite de oliva.

Ya está listo, ahora sólo queda servir y emplatar a gusto. Yo le he añadido una ramita de albahaca fresca, que da mucho aroma. ¡Listo para comer!