Pechugas rellenas de tomate, albahaca y menta

Después de tanto tiempo de sequía blogueril, aquí vuelvo, con las pilas cargadas y con un montón de ideas que os iré poniendo poco a poco. Para retomar la actividad, dejo una receta sana, rica y sabrosa para estos días de primavera en el que nos apetece algo bueno, pero estamos en plena operación bikini o braga naútica, cada cual lo suyo…Yo este año, como no meta el turbo, voy a llegar tarde de nuevo, ya lo estoy viendo, pero pienso empezar ya la operación bikini 2014, esa no se me escapa, jajajaja.

pechuga rellena

Pechugas rellenas de tomate, albahaca y menta.

Dificultad: Muy fácil.

Tiempo: 5 minutos de preparación y 30 de horno.

Ingredientes (para 2 personas):

Dos medias pechugas 😉ingredientes

Un tomate mediano.

Cuatro hojas de albahaca fresca.

Dos hojas de menta fresca.

Sal.

Cominos en polvo.

Aceite de oliva virgen.

Elaboración:

Se abren las pechugas a la mitad como si fueran un librillo. Con cuidado de no romperlas o cortar demasiado.

Se corta el tomate en rodajas.

En un mortero, ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen, las hojas de albahaca, las de menta y una pizca de cominos en polvo. Se maja bien. Se reserva el resultado.

Si no teneis mortero, cortad las hojas de las hierbas aromáticas a mano o con una tijera y mezcladlas muy bien con el aceite y los cominos. Si no teneis hierbas frescas, podeis hacerlos con hierbas secas, pero tendrá menos sabor.

Salamos las pechugas y colocamos dentro las rodajas de tomate. La mezcla que tenemos en el mortero se la untamos por dentro y fuera a las pechugas. (tú me das cremitaaa, yo te doy cremitaaa, lalalala)

pechugas preparadas

Cerramos las pechugas y las colocamos en una bandeja para horno.

Las horneamos a 200C durante 30 minutos. Si quereis, a mitad de horneado podeis echarles por encima un poco de caldo de verduras o de pollo para que quede más jugoso…

LIstas

Y listas para comer 🙂

foto inicio

Anuncios