Barquitas de calabacín

El otro día hicimos pollo al curry. Pues bien, nos sobró un poquito y como en Alemania no se tira nada, más que nada porque no sé en cuál de los 25 cubos de reciclaje habría que ponerlo, pues decidí reaprovecharlo. Así que fui al supermercado turco que tengo al lado, que es donde he encontrado hasta ahora, las mejores verduras y a mejor precios, a ver qué tenían. Vi unos calabacines con buena pinta y bastante bien de precio, así que decidí hacer barcas de calabacín rellenas de verduritas y pollo al curry. El resultado, buenísimo. Yo lo hice con este pollo, pero podeis usar cualquier carne o simplemente verduritas. Aquí os dejo mi versión.

Barquitas de calabacín:

Dificultad: Fácil.

Tiempo: 20 minutos más 5 de horno.

Ingredientes, (para dos personas).

Un calabacín grande.Ingredientes

Media cebolla.

Un puerro.

Un tomate (opcional)

La carne sobrante (en mi caso, pollo al curry)

Aceite de oliva.

Sal.

Elaboración:

Cortamos el puerro y la cebolla y lo ponemos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva virgen a pochar.

Mientras esto se va haciendo, cogemos lel calabacín y los cortamo longitudinal y transversalmente. Es decir, cortamos el calabacín a la mitad y luego abrimos cada una de las mitades de dos; de tal manera que nos queden cuatro barquitas.

calabacion cortado

Con un descorazonador, o una cuchara o un cuchillo, vaciamos los trozos de calabacín. Dejaremos que la piel tenga un grosor de medio centímetro, aproximadamente, para que tenga consistencia cuando le pongamos el relleno.

La carne del calabacin que tenemos después de vaciarlos, la cortamos y la añadimos al sofrito de puerro y cebolla.

Mientras las verduras se van haciendo juntas en la sartén, cocemos un poco las barcas de calabacín. Luego las meteremos al horno, pero como será muy poco tiempo, yo las ccocino un poco antes para que no quede tan duro y se pueda comer. Para eso ponemos las cuatro partes de calabación en una olla con agua hirviendo y un poco de sal durante no más de 5 minutos.

cocción

Una vez transcurrido el tiempo, los retiramos del agua, escurrimos bien y los ponemos en una fuente de horno.

En este punto el calabacín ya estará hecho junto con el puerro y la cebolla y añadimos entonces el tomate tamnbién cortado en trozos. Si no teneis tomate, podeis usar una cucharada de tomate frito. Cuando el tomate se deshaga, añadimos la carne, en mi caso pollo al curry sobrante. Antes de añadirlo, lo picamos pequeñito.

verdura con pollo

Como os dije, podeis usar cualquier carne, como carne picada, la añadireis en crudo y si lo preferís también podeis añadir queso, que sea cremoso, tipo brie o también un queso de untar tipo philadephia, para que se mezcle bien con las verduras. Os recomiendo que le echeis una cucharadita de curry picante, que le da muy buen gusto y un toque orignal a este plato de aprovechamiento 😉

Cuando tenemos ya este “pisto” listo, con una cuchara, vamos rellenando las barcas de calabacín.

Relleno

Si quereis le podeis poner un poco de queso por encima, parmesano, emmental, lo meteis al horno a gratinar 5 minutos y listo para comer.

Final

Carne guisada, como la hace mi abuela

La carne guisada que hace mi abuela Maruja es la mejor del mundo. Ya sé que pensáis que seguro que es mucho mejor la que hacen vuestras madres y abuelas, pero no es así ;D. La carne guisada con puré de patata de Marujina es la más rica y además, la receta es súper fácil. Voy a compartir su secreto con vosotros, y ya me direis qué tal os ha quedado.

Resultado final, rico rico

Para hacer esta receta, lo más importante es evidentemente la carne, a veces por querer ahorrar o por vagancia, la compro en el super de la esquina, y no es lo mismo. Aquí no hay que escatimar, cuanto mejor la carne, más rico el plato, Yo suelo usar aguja de ternera, que es bastante barata y además porque es la pieza que más me gusta, seca y con nada de grasa. Mi abuela siempre dice que con chamón queda mucho más rica, pero el chamón, que es verdad que es más jugoso, lo es por la capilla de grasa que tiene y esa textura gelatinosa, a mi no me gusta. La pieza debereis escogerla vosotros, según lo que más os guste. Pedid que os la preparen para guisar, en tacos.

Carne guisada.

Dificultad fácil.

Tiempo, 30 minutos más esperar que se pueda abrir la olla.

Ingredientes:

150gr de carne de ternera por persona.

Dos cebollas medianas.

Aceite de oliva.

Vino blanco o Cognac, o Brandy, si no teneis, también puede servir una cerveza.

Sal y pimienta negra.

Elaboración:

Salpimentar la carne.

Cortamos las cebollas en trozos pequeños y reservamos.

Se echa un chorro generoso de aceite de oliva en la olla, yo uso la olla rápida, lo hago todo allí para manchar menos.Cuando el aceite esté caliente, se echa la carne para sellarla. Una vez que la carne está sellada, la sacamos en un recipiente y reservamos.

Proceso de sellado

En la misma olla sin limpiar (¡yupi!) y con el mismo acetite, vamos a pasar la cebolla con el fuego suavecito. Aquí está el truqui, cuanta más paciencia tengas y más pases la cebolla, que se dore bien, más buena estará la carne. Puedes ir haciendo otras cosas mientras y  vigilarla de vez en cuando, revolverla y demás…paciencia ;D.

Una vez que la cebolla está blandita y bien dorada, tirado a marrón, pero sin quemarse, añadiremos sal y un chorro generoso de vino blanco. Yo suelo echar cognac, que le da más saborcillo. Dejamos que se evapore el alcohol y añadmos un poco de sal, ya que la cebolla suele ser dulce.

Revolvemos un poco y anadimos la carne. Removemos un poco más y si no nos ha quedado mucho juguillo, añadimos un poco de agua, que no cubra la carne, ni que flote, pero que veas que va a quedar salsita.

Cerramos la olla rápida y cuando sube el pitorrín la dejamos 15 minutos (la mia es una olla rápida fagor, si tienes otra mira el tiempo que tienes que dejar la carne y si lo haces en una olla normal, calcula que tardarás 45 minutos en la cocción, más o menos).

Pasado el tiempo retiramos del fuego y dejamos que baje para poder abrirla ¡y lista para comer!

Si la dejas reposar unas horas estará más rica